Farmacia de guardia farmacia-de-guardia Siempre hay una farmacia abierta para dispensar medicamentos de urgencia. Esa es la filosofía de la farmacia de guardia. Un establecimiento abierto en un horario especial, en las horas en las que el resto de comercios ya no atienden, pero que se justifica por la necesidad de atender las urgencias médicas.

La función de la farmacia de guardia es completar una red de oficinas de farmacias que garantizan el acceso a los medicamentos en cualquier momento del día o de la noche. Este servicio de guardia es inherente a la atención médica de urgencia. De hecho, es la labor prioritaria de las farmacias de guardia atender a los ciudadanos derivados de los servicios de urgencia de los hospitales o centros de salud en la dispensación de los medicamentos.

Cruz verde: farmacia de guardia

La señal característica de que nuestro establecimiento permanece abierto ofreciendo el servicio de “farmacia de guardia” es una cruz verde encendida. Eso indica que al menos uno de los profesionales del equipo de la farmacia está en el establecimiento con carácter de guardia para atender las demandas de medicamentos de los ciudadanos. Este servicio está ligado a la atención médica de urgencia, por lo que es preferible que los medicamentos solicitados hayan sido prescritos por un facultativo médico y se exprese en la receta su carácter urgente.

Puedes conocer cuál es la farmacia de guardia más próxima consultando la información publicada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos. Las farmacias de guardias prestan un servicio público cuyo horario también se puede consultar en la prensa y medios de comunicación, así como el panel informativo del ayuntamiento. Tal difusión subraya la labor fundamental que se desarrolla en una farmacia de guardia, donde siempre puede encontrar consejo farmacéutico para tomar los medicamentos con seguridad y hacerlos más efectivos.