Consejos para prevenir las picaduras de mosquitos en el bebé

En verano, las temperaturas cálidas y la humedad favorecen la proliferación de mosquitos en determinadas zonas. Además del molesto zumbido, si hay algo que tememos de los mosquitos es su picadura. Si para los adultos es desagradable la picadura de estos insectos, imaginad la incomodidad para un bebé. Te dejamos unas recomendaciones para evitar la picadura de mosquitos en los más pequeños de la casa.

  1. Mantener a los niños alejados de las zonas donde haya una mayor concentración de mosquitos. A los mosquitos les gustan las zonas húmedas y cálidas. Los jardines con abundante vegetación y bien regados reúnen las condiciones idóneas para que se concentren los mosquitos (macetas, arbustos, setos, etc.). Las zonas de agua estancada en jardines y terrazas también son un nicho para estos insectos. De sobra es sabido que las fuentes de luz también atraen a los mosquitos, así que debemos evitar que nuestro bebé esté cerca de un foco de luz.

  1. Mosquitera en cunas. Las mosquiteras de cuna son muy eficaces para evitar las picaduras durante la noche.

  1. Colocar mosquiteras en las ventanas de la habitación de nuestro pequeño también ayuda a evitar la entrada de mosquitos.

  1. Elegir bien la ropa de nuestro bebé, especialmente cuando esté en el exterior. Es recomendable utilizar ropa de colores claros y siempre que sea posible y la temperatura lo permita utilizar camisas o camisetas de manga larga, pantalón largo y calcetines para que quede expuesta la menor parte de la piel posible.

  1. Colocar en las ventanas de la habitación plantas que repelen los mosquitos como la albahaca, geranios, etc.

  1. Cuidado con los repelentes de insectos. El uso de repelentes de insectos no está recomendado en bebés. En menores de 2 meses no deben utilizarse en ningún caso y en menores de dos años no se recomienda.

También debemos tener cuidado con los repelentes de insectos naturales a base de aceites esenciales como citronela, geranio, etc. La piel de los bebés es más fina y delicada que la de los adultos y algunos de estos productos pueden provocar irritación de la piel. Si nuestro bebé tiene menos de 1 año no debemos utilizar ningún tipo de repelente de insecto por muy “natural” que sea.

Los repelentes de mosquito en los bebés deben aplicarse con precaución y siempre que sean estrictamente necesarios. Por ejemplo, si viajas a una región donde los mosquitos pueden transmitir enfermedades, vives en una zona donde abundan los mosquitos y no puedes evitar que le piquen, o si nuestro bebé presenta algún tipo de reacción alérgica a las picaduras. En tales casos antes de utilizar un repelente de mosquitos para tu bebé solicita información sobre los productos que puedes utilizar y cómo hacerlo. En nuestra farmacia podemos ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.