Cuando las digestiones se vuelven pesadas

Publicado en: Consejos | 0

A la hora de comer hay finales en los que acabamos realmente molestos porque se nos hincha el estómago, nos encontramos pesados, tenemos ardor o nos encontramos llenos de gases que nos provocan eructos, flatulencias, etc..

Estos malestares suelen producirse por la acumulación de gases en el intestino al tragar aire sin darnos cuenta: por comer deprisa, no masticar bien, tomar bebidas con gas o, a veces, simplemente por estar estresado o con ansiedad.

Un 7% de personas padece de eructos excesivos o molestos, y un 11% dice sentir dolor abdominal con frecuencia. Para solucionarlo estar molestias podemos poner en práctica varias medidas muy sencillas como serían:

  • Comer sentado
  • Masticar despacio y bien, los alimentos
  • Evitar los atracones
  • Beber poco líquido durante la comida y bebidas sin gas
  • Evitar las situaciones de estrés
  • Procurar no comer chicles ni caramelos
  • Beber con pajita para no absorber mucho aire
  • Alimentos con demasiada fibra, picantes o fritos

No obstante, si el dolor persiste y aparece con mucha frecuencia,  es recomendable acudir al médico para que no haga un examen que encuentre para buscar el motivo de los dolores y poder suministrar el tratamiento más adecuado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *