Día de la Dermatitis Atópica: 27 de noviembre

Publicado en: Salud | 0

El 27 de noviembre es el Día de la Dermatitis Atópica, una enfermedad inflamatoria crónica que afecta cada vez a más personas. La dermatitis atópica provoca en la piel irritación y lesiones como el eczema y su tratamiento depende de la gravedad del paciente. Un día en el que se quiere concienciar de la normalidad de la misma y de las dificultades a las que se enfrentan las personas que la padecen.

Las causas de la dermatitis atópica pueden ser muchas, desde la alimentación, intoxicación, reacción a materiales, jabones o cremas, pasando por la propia genética. Cierto es que los últimos datos científicos determinan que un 80% de los afectados por dermatitis atópica suelen tener antecedentes familiares con la misma enfermedad; por lo que la herencia genética tiene especial importancia en el origen de la misma.

Otras causas o factores que pueden provocar o agravar la dermatitis atópica son: los jabones o productos de limpieza, el polvo, la contaminación, el estrés, el sudor, el clima, materiales que entran en contacto con nuestra piel, la alimentación e incluso se ve afectada por nuestras propias emociones.

Síntomas de la dermatitis atópica

  1. Sequedad de la piel. Si tienes la piel seca no tiene porqué ser síntoma inequívoco de dermatitis atópica; pero sí esta sequedad viene acompañada de picor, enrojecimientos, pequeñas heridas… Entonces podría ser uno de los síntomas más comunes.
  2. Son pequeñas lesiones en la piel que sufren con la sequedad y enrojecimiento e inflamación. Asimismo, en ocasiones los eczemas pueden sufrir la descamación en placas junto con un picor muy intenso.
  3. Picor constante. Como le sucede a la sequedad, no es un síntoma aislado sino que va acompañado de otros como los propios eczemas.

Hay que prestar especial atención a los síntomas y los agentes que los provocan, por ejemplo con la bajada de las temperaturas e incluso con los cambios drásticos de temperatura, aumenta la aparición de brotes de dermatitis atópica. Por ello, es esencial un especial cuidado de la piel con geles y cremas específicas que nutran, cuiden y protejan la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *