¿Es realmente el corte de digestión un problema digestivo?

Publicado en: Salud | 0

¿Cuántas veces, siendo pequeños, vuestros padres os han hecho esperar un tiempo prudencial para lanzarnos a la piscina después de comer, alegando que os podía dar un corte de digestión?

Ahora bien, ¿en qué consiste el tan temido corte? ¿Se trata realmente de un problema digestivo?  Tal y como señala el jefe de Servicio de Aparato Digestivo de los  Hospitales Universitarios HM Montepríncipe, HM Torrelodones y HM  Puerta del Sur, el doctor Luis Moreno, el corte de digestión no es un problema digestivo, sino que afecta  al sistema cardiocirculatorio y se denomina hidrocución.

Y es que el contacto brusco con el agua fría  produce una disminución de la frecuencia cardíaca con disminución del  flujo de la sangre al cerebro que puede llevar a la pérdida de  conocimiento e incluso a la parada cardiorrespiratoria.

La hidrocución no sólo se produce después de comer, sino que puede darse por meterse al agua bruscamente  tras tomar el sol mucho tiempo, hacer ejercicio físico intenso o tomar algunos tipos de psicofármacos.

Para evitar que esto ocurra, se aconseja no  zambullirse de golpe, sino entrar poco a poco en el agua mojando los  pies, las muñecas y la nuca. Los principales síntomas de la hidrocución son dolores de cabeza,  palidez, náuseas, vómitos, mareo, visión borrosa y, en casos graves,  pérdida de conocimiento y parada cardiorrespiratoria.

Fuente: Deia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *