La regla del “ABCDE” de los lunares y las manchas en la piel

Recién inaugurado junio, ya todos estamos pensando en playa, piscina, sol y bronceado. Aunque para muchos el ponerse moreno equivale a atractivo físico, los dermatólogos lo consideran como un posible sinónimo de alerta, ya que la piel está sufriendo una agresión.

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), una de cada 15 personas que revisa sus lunares padece algún tipo de cáncer de piel.

De ahí que mantener al tanto la evolución de lunares y manchas en la piel, sea una cuestión vital.  Para ello existe la llamada regla del “ABCDE”.

A, de asimetrías. Debemos observar si la forma del lunar no es redonda y se altera con el tiempo.

B, de bordes. Especial atención a los bordes irregulares.

C, de color. Atender a que la mancha no cambia de color ni tiene diferentes tonalidades.

D, de diámetro. Éste no puede superar los 6 milímetros.

E, de evolución. El signo de alarma más relevante es cuando la mancha cambia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *