Medicamentos para la gripe ¿cuál es el más eficaz?

Los antigripales son un grupo de fármacos que se utilizan para combatir los síntomas de la gripe, pero no su origen. ¿Qué significa esto? En realidad no existe ningún medicamento que pueda curar la gripe, aunque sí podemos hacer más llevaderos sus síntomas. Empecemos por diferenciar algo que en la mayoría de los casos se suele confundir.

¿Eso lo mismo la gripe y el resfriado?

No, aunque en ambos casos el origen es vírico, la gripe y el resfriado común o catarro son afecciones  distintas. La diferencia más apreciable entre ambos es la intensidad de los síntomas. Síntomas comunes en ambos casos son la congestión nasal y mucosidad, tos, estornudos, dolor de garganta y de cabeza y malestar general.  Sin embargo, en el caso del refriado, los síntomas suelen ser más llevaderos, aparecen de forma gradual y no suele producirse fiebre o si se produce es baja. En el caso de la gripe, los síntomas suelen ser más intensos y debilitantes. Además, a los síntomas mencionados anteriormente se suman la fiebre, fatiga y dolor muscular. En definitiva, el resfriado es incómodo pero la gripe te deja KO.

Medicamentos para gripe

En la farmacia podemos encontrar una gran variedad de medicamentos para combatir los principales síntomas de la gripe.  Los antigripales más comunes suelen incluir los siguientes principios activos:

  • Un analgésico y antipirético para combatir la fiebre y aliviar el dolor y malestar general (paracetamol, ácido acetilsalicílico o ibuprofeno). En el caso del ácido acetilsalicílico e ibuprofeno, además de se útiles para el tratamiento de la fiebre y el dolor, también tienen acción antiinflamatoria.
  • Un descongestivo para aliviar la congestión nasal (pseudoefedrina o fenilefrina).
  • Algún antihistamínico (clorfenamina) para combatir los síntomas como estornudos, lagrimeo y secreción nasal, que también se producen en el caso de alergia.

¿Qué medicamento es más eficaz contra la gripe?

El mejor medicamento para la gripe depende de cado uno y de su situación particular. Es muy importante que si vas a utilizar este tipo de medicamentos seas conscientes de qué principios activos contienen y si estos interfieren con otros medicamentos que estés tomando; así como si existen contraindicaciones en tu caso particular por alguna dolencia o patología concreta. Si tienes cualquier duda puedes consultar en nuestra farmacia.

La principal diferencia entre los distintos antigripales es el analgésico que utilizan en su composición. La mayoría incluyen paracetamol, como es el caso del Frenadol o Bisolgrip, aunque otros muy populares como la Couldina, Aspirina Complex o Desenfriol incluyen ácido acetilsalicílico. También está el Bisolfren que incluye ibuprofeno.

A la hora de elegir un antigripal concreto hay que tener en cuenta muchos factores. Lo más recomendable es que consultes al médico o farmacéutico cuál es el más recomendable para ti.

A estas alturas todo el mundo debería tener claro que los antibióticos no son eficaces para combatir la gripe y el resfriado. Pero por si acaso, lo recordamos. Si tienes un catarro o gripe ¡no tomes antibióticos! Estos no sirven para las infecciones provocadas por virus como es el caso de la gripe o resfriado. Los antibióticos se utilizan en el tratamiento de las enfermedades de origen bacteriano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *