Protección solar: todo lo que debes saber

Este año nos hemos lanzamos al sol y al aire libre con más ganas que nunca, pero debemos tener en cuenta que nuestra piel está más vulnerable que otros años porque no ha pasado por una adaptación previa. Si siempre es importante proteger la piel de los efectos negativos del sol, este verano debemos prestar especial cuidado. Por ello es importante que elijamos bien el protector solar.

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de protectores solares. Pero, ¿cuál debemos utilizar? Te dejamos unas pautas para que elijas el mejor para tu piel.

Los protectores solares protegen la piel de la radiación UV del sol. Existen dos tipos de rayos UV que pueden ocasionar daño a la piel: los rayos UVA y UVB. Los rayos UVB son la principal causa de las quemaduras solares, mientras que los rayos UVA se asocian con la aparición de arrugas, la pérdida de elasticidad de la piel y los efectos del fotoenvejecimiento. Ambos tipos de radiaciones solares están relacionadas con el cáncer de piel.

El FPS marca la diferencia

El factor de protección solar (FPS) determina la eficacia de la crema solar y el tiempo que tu piel va a estar protegida de los rayos UVB. En otras palabras, es un indicador del tiempo que resiste tu piel antes de quemarse.

La mayoría de los filtros solares con FPS 15 bloquean aproximadamente el 93% de los rayos UVB, el FPS de 30 entorno al 97% y un FPS de 50 el 98%. ¿Cuál es el más recomendable? Va a depender del tiempo de exposición al sol y de la actividad que vayamos a realizar. Si es poco tiempo con FPS 15 puede ser suficiente. Si vamos a tener una exposición mayor como en la piscina, playa o montaña es recomendable utilizar un FPS 30 o 50. En el caso de pieles muy claras o sensibles mejor utilizar una crema solar con FPS 50.

No existe ningún protector solar que pueda bloquear completamente la radiación solar por lo que en todos los casos la exposición solar debe ser controlada y debemos evitar tomar el sol en las horas de mayor radiación, entre las 12:00 y las 16:00. Igualmente, hay que tener en cuenta que ningún protector solar es eficaz si no se aplica con frecuencia y de forma homogénea y generosa.

Lea la letra pequeña

El enrojecimiento de la piel es una reacción a la radiación UVB del sol, así que no es un indicador del daño que provoca a nuestra piel la radiación UVA.

Lo más recomendable es utilizar un protector solar de amplio espectro que ofrezca protección frente a la radiación UVA y UVB. Fíjate bien que la etiqueta indique protección frente ambos tipos de radiación. No todas las cremas solares ofrecen protección UVA.

Resistente al agua

Esto va a depender del tipo de actividad que vayamos a realizar, pero en piscinas y playa es recomendable que el protector solar sea resistente al agua. ¡Ojo! No es lo mismo waterproof y water-resistant. Ambos son resistentes al agua pero en el primer caso aguantan más tiempo.

Si tienes dudas de que protector solar es el más adecuado para ti en nuestra farmacia podemos ayudarte en la elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.