¿Son perjudiciales las dietas altas en proteínas?

Enero es sin duda el mes de las dietas. Uno de los propósitos estrella después de los excesos navideños es bajar de peso o dejar atrás esos kilitos de más que nos han dejado las fiestas. Entre los distintos tipos de dietas que podemos encontrarnos se encuentran las dietas con alto contenido en proteínas. ¿En qué consisten las dietas hiperproteicas? ¿Pueden tener riesgos para nuestra salud?

Las dietas hiperproteicas se caracterizan por una alta ingesta de proteínas, principalmente de origen animal, y una disminución del contenido de hidratos de carbono en la dieta.

El éxito de este tipo de dietas radica fundamentalmente en que ayudan a perder peso con relativa facilidad y sin la sensación de pasar hambre. Al bajar la ingesta de carbohidratos nuestro organismo utiliza las reservas de grasa para obtener energía y por ello adelgazamos más rápidamente.

Para la mayoría de las personas sanas, una dieta con alto contenido de proteínas, en general, no debe ser perjudicial si se sigue por un corto periodo de tiempo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que para mantener una dieta equilibrada y saludable es importante que las proporciones de carbohidratos, grasas y proteínas sea la adecuada. Si mantenemos un desequilibrio entre estos nutrientes, como ocurre con las dietas altas en proteínas, durante mucho tiempo puede pasar factura a nuestro organismo y terminar siendo perjudiciales para nuestra salud. ¿Por qué pueden ser perjudiciales las dietas hiperproteicas? Los motivos son diferentes:

 

  • Alta restricción en el consumo de carbohidratos. Algunas limitan tanto los carbohidratos en la dieta que pueden provocar carencias nutricionales.
  • Insuficiencia en fibra. Al restringir el aporte de frutas y verduras puede provocar carencias en el aporte de fibra, ocasionando, entre otras cosas estreñimiento.
  • Algunas dietas incluyen un elevado consumo de alimentos ricos en proteína como carnes rojas, lácteos con alto contenido en grasa, lo que puede provocar un aumento de los niveles de colesterol en sangre.
  • Problemas en la función renal. En personas con enfermedades renales puede ocasionar problemas por la dificultad para eliminar los productos de desecho resultantes del metabolismo de las proteínas.

Como cualquier otra dieta, las dietas con alto contenido en proteínas deben ser supervisadas por un dietista profesional. Si queremos bajar de peso de forma saludable lo mejor es llevar una dieta sana y equilibrada que nos aporte todos los nutrientes necesarios acordes a nuestra situación particular y actividad física diaria. Las dietas que suprimen determinados grupos de alimentos o que se basan en un grupo de alimentos puede generar problemas a largo plazo. Además, si no se adquieren unos hábitos de alimentación saludables podemos recuperar el peso perdido por el temido efecto “yo-yo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.